viernes, 26 de noviembre de 2010

Leire.



Hay quien nos mira mal por encontrarnos sonriendo en medio de la calle cuando no estamos hablando con nadie; quizá esa persona que piensa "está loca", no se ha percatado de que en la acera de enfrente hay un niño pequeño que está tirando una y otra vez al suelo el sonajero cuando su madre no le ve porque le divierte el sonido.

Quizá haya quien nos considere "inmaduros" por verte hacer el payaso sobre una pierna en medio del parque, sin embargo, quizá no se den cuenta de que con hacer un poco el ganso, le hemos sacado una sonrisa a un chico que pasaba por allí en silla de ruedas.

Habrá muchísima gente que no vea bien que me ría por "nada" y me "embobe" con todo, pues bien: Yo me río porque de la felicidad se vive mejor que del ocaso, me embobo porque busco detalles de los que la gente normal pasa olímpicamente y se merecen un vistazo- como una hoja seca cayendo de un árbol en un intento de parábola... No hago el ridículo si con ello he conseguido sacarle una sonrisa a alguien- lo necesitara o no, una sonrisa siempre es bien recibida. Porque, ¿a cuántos de los que estamos aquí no nos ha alegrado el día esa sonrisa a primera hora de la mañana? Al menos, se reciben con gusto.

Seamos felices, no nos frustremos con un fin... si tiene futuro, ya llegará, pero por favor, no nos perdamos el camino; puede que la eudemonía misma sea la causa de la propia felicidad, busquémosla en su mismo proceso, y alegrémonos porque simplemente, hemos visto amanecer a un Khepri nuevo... El mío, es cada una de las sonrisas de esta niña, mi prima pequeña, mi bombón.

4 comentarios:

  1. Hay un proverbio que dice "Sé excéntrico ahora. No esperes a ser viejo para serlo."
    No seas del montón, no seas gris, apática, aburrida, la felicidad no es nada de eso.

    ResponderEliminar
  2. La foto es muy liinda me encanta! Y el texto es muy inspirador... me conmueve.

    Alex.

    ResponderEliminar